El espantapájaros

15 12 2009

El Sol asoma su ojo de oro por el hueco de la ventana de yerro. Y yo asomo un ojo turbio por el hueco de mis ojos. El Sol y yo nos miramos de frente a frente, de hombre a sol. Qué puta la luna ¿no es verdá? -me dice-. Yo perdí diez ojos y veinte lenguas de fuego por esa estrella.
Nada me ha robado a mi la Luna -le respondo-, me trae el calor y el frio de las mujeres desaparecidas. Pero tú asomas tu nariz y otra vez se desvanecen.
De pronto un viento empuja las hojas de la ventana. -Tú también tienes la culpa.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: