sobre la calcomania

7 05 2009

A Yuri

Debo parecer anormal o retrasado mental. Encajo la cabeza en el cristal como si no pudiese despegar la frente de lo que me ocurre allá afuera. Y la verdad es que miro proyectada en el vidrio la película de un recóndito recuerdo u algún otro disparate de la imaginación.

Rodar los ojos por el camino y contar las paradas es otra prisión más de este mundo. Por eso nunca sé llegar a ningún lugar y prefiero los viajes hasta lo último, como el del avión o el barco.

Si el chofer tuviese un hijo bobo como yo quizás soltara a cada rato una alerta como esta: “Para los entretenidos, esta es la parada del Parque Lenin”.

Yo de verdad que se lo agredecería, hasta un millón yo diera, pero seguro es demasiado pedir.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

7 05 2009
j

en ottawa todos los choferes tienen hijos bobos

7 05 2009
Arian Fornaris Fernandez

Jajaja yo sabia que seguro segurito alguien del primer mundo iba a saltar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: