sobre y pero siempre

20 05 2009

esta
alma
que tengo
las 24 horas del dia
la cuelgo en la pared
las 8 horas laborales
la pego en la
ventana
las 3 horas de viaje
la escondo tras la puerta
a la hora de la mentira
y pero siempre
la tengo
por aqui
cerquita
pa metermela
en el pecho
a cada vez
que me mires
a los ojos





sobre como si fuese

19 05 2009

enmudezco
alargo una sonrisa
en unos ojos
de chino
que escondo
tras un pelo largo
como si fuese
una tarde lluviosa
del otro lado de la ventana
como un ser tranquilo
una gota rodando por el cristal

pero siempre aparece alguien
que te importuna
con un chillido roto
con un fornaris
sal de ese sol
mijito
que te vas a achicharrar
y con ese abrigo

no es un abrigo
es un sombrero
pero si lo fuera
si fuese sol
y no lluvia
caspas y no gotas
entonces quemaria
todos estos yelitos
que me salen
por las noches





sobre la calcomania

7 05 2009

A Yuri

Debo parecer anormal o retrasado mental. Encajo la cabeza en el cristal como si no pudiese despegar la frente de lo que me ocurre allá afuera. Y la verdad es que miro proyectada en el vidrio la película de un recóndito recuerdo u algún otro disparate de la imaginación.

Rodar los ojos por el camino y contar las paradas es otra prisión más de este mundo. Por eso nunca sé llegar a ningún lugar y prefiero los viajes hasta lo último, como el del avión o el barco.

Si el chofer tuviese un hijo bobo como yo quizás soltara a cada rato una alerta como esta: “Para los entretenidos, esta es la parada del Parque Lenin”.

Yo de verdad que se lo agredecería, hasta un millón yo diera, pero seguro es demasiado pedir.